Las actividades realizadas para las empresas suelen ser de dos tipos; viajes de incentivos o de outdoor training.

INCENTIVOS

Son viajes  de ocio en los que se realizan diversas actividades o deportes de aventura con la finalidad de pasar unas jornadas divertidas y agradables en las que el “equipo” de la empresa participa y se fomentan las relaciones personales. Se realizan como premios, por consecución de objetivos o simplemente por mero placer.

OUTDOOR TRAINING

El Outdoor Training consiste en juegos o actividades realizadas por equipos y con un alto contenido docente.

Se persiguen objetivos como; fomentar las relaciones personales entre los participantes, el compañerismo, las capacidades de organización, de trabajo en equipo, de delegación, las capacidades de liderazgo, etc. Se realizan normalmente en un entorno natural donde los participantes se desinhiben de sus “roles” normales y se establecen “lazos” de relaciones personales difíciles de alcanzar en un entorno laboral. Son actividades eminentemente vivénciales.

El Outdoor Training es excelente para fomentar un cambio en las actitudes de los que lo realizan por su alto contenido emocional y de relación entre los participantes; destacan especialmente su capacidad para asumir el cambio en; actitudes, valoración personal de los compañeros e Inteligencia Emocional.

Las actividades de Outdoor Training se diseñan en función de los objetivos fijados para alcanzar unas conclusiones docentes perfectamente trasladables a la vida cotidiana. La clave de su éxito es que reproduzca situaciones análogas a las que vive la empresa.

El “team building” es un tipo de actividad outdoor de equipo en la que se plantea un desafió de tipo; aventura, dramatización, gymkhana, etc que no tiene una relación directa con la actividad corporativa de la empresa, pero que produce un alto contenido de aprendizaje experimental que tiene aplicación directa al trabajo diario en la empresa. No son clases ni experiencias académicas sino todo lo contrario, su carácter lúdico, de juego o aventura, lo hacen divertido y memorable. Sus resultados en cuanto a relaciones se trasfieren al ámbito laboral haciendo más eficiente la relación del equipo.

Las experiencias vividas e interactivas de los participantes tocan los componentes claves de un equipo: comunicación, liderazgo, cooperación, delegación, gestión de recursos, objetivos, toma de decisiones,… que impactan en el individuo resaltando sus valores personales y profesionales.

Las actividades y deportes de aventura son las más adecuados pues su reto, dificultad de resolución, adaptación a nuevas situaciones y capacidad de improvisación, invitan a la reflexión y participación de todos los componentes permitiendo una relación armónica entre los distintos niveles gerenciales y de empleados.

En el “team building” la interactividad y el concepto de “equipo” queda profundamente definido en sus tres niveles: cognitivo, físico y emocional.

Construcción de Puente Colgante sobre acantilados, actividad de trabajo en equipo

listado actividades en Granada002