Esta actividad se cancela temporalmente, consultar otras opciones de la temática Granada Subterránea en el apartado de Rutas.

ESPELEOLOGIA URBANA EN EL RIO DARRO (GRANADA)

Granada está recorrida en su subsuelo por numerosos pasadizos y galerías subterráneas que nosotros estamos explorando. Una de las galerías más importantes es el recorrido subterráneo del Río Darro que atraviesa la ciudad de Norte a Sur. Te proponemos un recorrido subterráneo donde descubrirás antiguos restos arqueológicos y veras la ciudad desde otra perspectiva.

VIDEO PRESENTACIÓN

Entrada a la bóveda del Río Darro subterráneo.

Las galerías inferiores al quedar fuera de los recorridos habilitados para el turismo, tan solo son visitadas en la modalidad de espeleología urbana. Con la actividad aquí propuesta por Ocioaventura realizaremos la exploración de los subterráneos del río Darro.

La ruta tiene una longitud total de 2,62 km de ida y vuelta, de los cuales 1,23 km son por los subterráneos y el resto por superficie, dura 2,30h.
Se inicia en el puente que cruza el Darro entre el Paseo de los Tristes y el edificio del Rey Chico, se hace un primer tramo de 700 metros por la ribera superficial del río y luego nos introducimos en el embovedado subterráneo a la altura de la Iglesia de Santa Ana en la misma plaza. Se llega hasta la altura de Puerta Real donde se encuentra el edifico de Correos intersección con Calle Mesones. Desde aquí se emprende el regreso al punto de inicio.

DUDAS Y OTROS DATOS DE INTERÉS:

¿Pueden hacer la ruta los niños o personas con alguna dificultad?

La ruta discurre por el cauce de un río, hay piedras, pequeños resaltes y agua, no existe peligro alguno salvo el del entorno natural en el que nos encontramos, posibles resbalones y tropiezos. La ruta  que en su totalidad tiene 2,6 km la pude hacer cualquier persona que pueda andar esa distancia sin problemas.

¿Qué equipo aporta la empresa?

Ocioaventura aporta; casco con iluminación, guantes y botas. Si se calza un número de pié por debajo del 38 o encima del 46  no garantizamos la disponibilidad de botas, y en todo caso los números proporcionados podrán ser aproximados, en función de la disponibilidad. El cliente podrá aportar su propio calzado si lo desea.

Necesitamos una relación con los nombres de los asistentes y el número de pié que calzan.

¿Qué debes de llevar?

Calcetines de deporte para las botas y ropa cómoda.

¿El agua del Darro está sucia? ¿Hay olores, basura o animales?

El agua del Río Darro baja limpia desde su nacimiento, el servicio de aguas del Ayuntamiento se ocupa de que no se produzcan vertidos ilegales de aguas contaminadas. No hay malos olores salvo levemente en dos puntos de  pequeños vertidos ilegales que estamos gestionando para erradicar. El agua del río tiene una vegetación y fauna propia de un río mediterráneo; anfibios y una vegetación de ribera.

En el interior del embovedado sólo hemos podido observar esporádicamente una rata, que es siempre la misma y que la hemos llamado “Darrita”. Ocasionalmente podremos ver en el techo algún que otro murciélago que utiliza la bóveda como refugio diurno temporal pues su hábitat natural y zonas de hibernación y cría suelen ser las cuevas.

¿Hay restos arqueológicos  para ver?

El Río Darro es parte excepcionalmente  importante en la historia de Granada, su ubicación a la falda del monte de la Alhambra le ha marcado un carácter como enclave estratégico donde  las distintas culturas han plasmado su arquitectura y su impronta histórico cultural. Es un lugar mágico de una ciudad mágica, incontables leyendas, historias de fantasmas y restos arqueológicos, ruinas, pasadizos secretos y muchas cosas más por descubrir que trataremos durante el recorrido. Es un lugar “colgado en el tiempo” que quedó sepultado por la mano humana y que conserva el “aura” misteriosa de siglos pasados. La visita no te dejará indiferente y tu percepción de Granada y su Río será muy distinta cuando realices el recorrido y comprenderás el por qué el poeta Manuel Machado dijo de él que era <<el agua oculta que llora>>

Nosotros enjuagaremos sus lágrimas como si de fiel compañero regresado fuéramos, y compartiremos sus secretos celosamente guardados en sus profundidades para de alguna manera resarcirnos y pedir perdón a ese “hijo” al que Granada enterró en vida y que hoy tratamos de rememorar.

No queremos que Granada sea conocida como; “la ciudad que mata a sus poetas y entierra sus ríos”.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

BAJO LA BÓVEDA DEL DARRO

Tres son los ríos de Granada: Beiro, Darro y el Genil. Dos de ellos (el Darro, que nace en la Sierra de Huétor y es afluente del Genil y el Beiro) fueron soterrados entre el siglo XVI y el siglo XX a su paso por la ciudad. De este hecho dejó dicho el poeta: “Granada es la ciudad que mata a sus poetas y entierra sus ríos” (en referencia a Lorca y al río Darro), cuyo soterramiento bajo la calle Reyes Católicos supuso privar a la ciudad de su arteria principal en beneficio de la funcionalidad y el progreso.

El cauce urbano del Darro comienza en la ladera del Sacromonte, atraviesa descubierto la falda del Albaicín y de la Alhambra e inicia su recorrido soterrado se prolonga entre Plaza Nueva y la desembocadura en el río Genil.

El tramo descubierto (entre el edificio del Rey Chico y el comienzo del embovedado) cuenta con cinco puentes: el del Granadillo, el del Hotel Reuma, el del Cadí o Puente de los Tablones y los que son conocidos popularmente como Segundo y Primer puente. Este tramo, dominado por la vegetación de ribera, permite la visión desde una perspectiva inusitada de los monumentos del Albaicín y la Alhambra.

Puentes sobre el Río Darro

 A la altura de la iglesia de San Pedro, en una curva que dibuja el río en paralelo a los arcos de la acequia de Santa Ana, es el lugar donde hasta la década de los cincuenta del pasado siglo aún se podía ver a los buscadores de oro afanarse en su labor entre romántica y mísera.

Acequia de la Alhambra

Fotos de los últimos bateadores de oro de Granada en 1951

El embovedado comienza bajo plaza Nueva. Esta fue la primera fase de la obra, realizada en el siglo XVI, en obra de sillería colocada sobre un armazón de madera cuyas zapatas se apoyaban en los huecos que aún se pueden ver a ambos lados del río.

Entrada a la galería subterránea del río Darro.

 A pocos metros, justo debajo del centro de Plaza Nueva, se puede ver la salida del agua de la Alhambra en un colector con forma de arco ojival.

A poos metros de esta salida de agua al río Darro se encuentra el Puente de los Pescadores (descubierto en la década de los noventa del siglo XX). A pocos metros, en la dirección del curso del río, se encuentra aún visible el Puente del baño de la corona (confluencia calle Elvira con  Reyes Católicos), así llamado por estar situado en época nazarí junto a los baños públicos así conocidos. El siguiente puente que se puede observar, especialmente sus pilares laterales, es el puente de San Francisco. En un lateral, a través de una escalerilla, se puede acceder a una galería con suelo de madera donde se observa el arranque de la Acequia de Sancti Spiritu, que tomó el nombre del convento que allí se encontraba hasta su destrucción en el siglo XIX.

Colector de la Alhambra.

El curso del río está jalonado por diversas cascadas que permiten igualar la altura del cauce con el desnivel existente entre el origen de la bóveda en Plaza Nueva y su final del río Genil.

El último de los puentes cuyos restos se pueden apreciar es el Puente del Carbón, que permitía vadear el río entre la Alcaicería y la Alhóndiga (posada) del mismo nombre. Junto al puente, en su lado izquierdo según se baja, se observa el arranque de un muro de grandes piedras que anuncia que llegamos a las Tenerías del Darro, el lugar donde los tintoreros (en superficie encontramos la calle Tintes)  realizaban el curtido y coloreado de las pieles, una actividad que generaba tan mal olor (similar al que se percibe en la zona de los tintoreros de Fez) que provocó, además de por la insalubridad del río (era el desagüe de las casas del Zacatín, cuya ‘parte innoble’ desaguaba en el Darro) el soterramiento total de un cauce maloliente e insalubre.

Aún se pueden observar los restos de las tinajas, algunas de ellas datadas en el siglo XIII.

Al fondo del pasadizo envuelto en la oscuridad se vislumbra un haz de luz que indica el lugar donde se produjo, en 1951 el reventón del Darro, producto de una avenida de agua que rompió la bóveda sobre el río en el lugar en que comienza a dibujar una curva. Aún se pueden ver esparcidos por el suelo los adoquines de las calles que en aquella época saltaron por los aires.

Zona final de la visita a la altura de Puerta Real, donde se produjo el “reventón”

En éste lugar estamos a la altura de  Puerta Real, siendo visibles a través de las alcantarillas, los edificios del suizo y Correos, además del granado del centro de la plaza.

A partir de este punto y hasta el final del cauce del río en su encuentro con el Genil, se prolonga una bóveda de cemento que evidencia su más reciente construcción, entre 1932 y 1936.

La visita termina a la altura de Puerta Real regresando al punto de inicio, pues el resto de recorrido hasta la desembocadura con el río Geníl carece de interés.



MÁS DATOS SOBRE EL DARRO

VIDEOS:
Granada Secreta y Subterránea en Andalucía Directo

PRENSA Y NOTICIAS:

Noticia en Ideal el 23 Septiembre 2011 (y vídeo). “Granada desde sus entrañas”.

http://www.ideal.es/granada/20110923/local/granada/granada-desde-entranas-201109231328.html

El 12-S de Granada, o cuando el Darro reventó. Con vídeo de las galerías.

http://www.ideal.es/granada/20110913/local/granada/granada-cuando-darro-revento-201109130213.html

Granada: agua, duende y romanticismo.

http://www.ideal.es/granada/20080818/opinion/granada-agua-duende-romanticismo-20080818.html

El embovedado de Granada: historia del río Darro.

http://elbuscapiedras.blogspot.com/2011/01/el-embovedado-de-granada-historia-del_07.html

Puentes sobre el río Darro.

http://www.albaicin-granada.com/seccion.php?listEntrada=66

LEYENDAS:

Llueve más que cuando enterraron a Zafra.

http://brunoalcaraz.blogspot.com/2007/04/llueve-mas-que-cuando-enterraron-zafra.html