Esta cavidad se encuentra al Este de Nerja en los acantilados marinos cerca de la playa.

Para acceder a ella lo mas recomendable, es en verano y con buen estado de la mar. Se pude acceder a nado desde la cala situada al Oeste, en kayak o como lo hacemos nosotros;  rapelando desde la parte superior de los acantilados, ya que se encuentra instalada con unos anclajes de acero.

DSC03614_864x648 DSC03615_864x648

También es una opción saltar los 4 o 5 metros que nos separan del agua.

Salto

 

Después de saltar al agua nos separan unos 10 metros de la entrada a la cueva, para lo cual tendremos que trepar un poco o mejor con la ayuda de algún compañero pues la roca afilada nos puede producir arañazos, razón por la que recomendamos llevar camiseta que nos proteja algo.

acceso a la entrada DSC03626_864x648 DSC03621_864x648 DSC03632_864x648DSC03618_864x648

DSC03638_864x648

Es una cavidad de origen marino por lo que su formación es muy diferente a las que estamos acostumbrados a ver habitualmente, se abre sobre brechas calcáreas y areniscas de una antigua playa fosilizada. En en las galerías superiores se puede observar formaciones en arenisca muy originales. A lo largo de los casi 150 metros del recorrido circular que hacemos es común ver numerosas raíces de plantas y de una higuera que se encuentra a unos 12 metros que es aproximadamente el espesor que nos separa de la superficie.

DSC03640_864x648 DSC03641_864x648 DSC03655_864x648 DSC03654_864x648 DSC03643_864x648 DSC03657_864x648

En esta cavidad tiene diferentes lagos de agua salada que se conectan entre si a través de sifones, algunos de ellos se ven claramente que llevan al exterior por la claridad que entra por el agua. Es una cavidad ideal para iniciarse en el espeleo buceo por la claridad de sus galerías y la variedad de ramales que tiene.

DSC03658_864x648

En el interior de sus playas subterráneas podremos disfrutar de unos rincones maravillosos que la naturaleza ha construido en miles de años y en los que podremos bañarnos o escuchar el romper de las olas sobre el acantilado.

El recorrido continua por una galería ascendente que nos lleva a la parte más alta de la cavidad y que luego bajando por una rampa pronunciada y con cierto barro nos conduce a la galería que comunica con la sala de entrada, en total unos 150 metros de recorrido que se disfrutan cm. a cm. debido a la grata experiencia de una aventura subterránea y dentro del mar. Es una actividad que entre preparativos, acceso, entrada, visita, exploración y regreso suele durar de 2,30 a 3,30 horas. Luego el tiempo justo para ir al chiringuito de la playa y disfrutar de una buena paella recordando la aventura que hemos realizado.

paella

Para su visita es imprescindible consultar el estado de la mar, evitando ir en caso de que se anuncie mal tiempo y siempre con equipo de iluminación con casco y acompañados de personal con conocimientos.